Los mejores consejos para estudiar con tu ordenador o tablet

consejosestudiar

Las vacaciones se acercan a su fin y es hora de volver a pensar en el estudio. Colegio, bachillerato, universidad… La vuelta a la realidad implica retomar los libros para hacer frente a los exámenes. Y en estos tiempos que corren, la tecnología cada vez tiene un mayor peso en nuestro día a día e incluso se puede convertir en una excelente herramienta para mejorar las notas y nuestra formación. No obstante, no es fácil caer en las -innumerables- distracciones del PC. Compartimos algunos consejos contigo que te pueden ayudar a mejorar el estudio con tu ordenador o tablet.

Lenovotabletlifestylestudents

 

1. Escoge el mejor equipo para estudiar

Actualmente, existen muchas opciones para elegir y no siempre es fácil acertar con la decisión adecuada. Lo primero que nos tenemos que preguntar es si vamos a utilizar el equipo principalmente en casa o lo vamos a llevar al colegio y la universidad. En caso de estudiar sobre todo en casa, resulta útil optar por un portátil con pantalla grande o un ordenador clásico de sobremesa junto a un monitor con buen panel.

Si vamos a llevarnos el equipo junto a nosotros, la opción más cómoda es un tablet. Aunque normalmente haremos uso del teclado para escribir textos o tomar notas, así que la opción más completa sería un ultrabook o un equipo convertible como por ejemplo el Lenovo Yoga 14, capaz de funcionar como un portátil al uso o como un tablet cuando giramos su pantalla 360 grados. Y en todos estos casos un detalle en el que nos tenemos que fijar mucho es la autonomía que alcanza el equipo. Por cierto, los tests que marcan los tiempos que podemos ver en las páginas de los fabricantes casi nunca reflejan un tiempo de uso real, así que lo más aconsejable es partir de la idea de que lograremos la mitad de tiempo con un uso intensivo. Seguramente uno de los equipos más atractivos a nivel de autonomía y calidad-precio en el mercado es el tablet Lenovo Yoga Tablet 2.

 

2. La lectura, en papel

Cada vez nos acostumbramos más a leer en la pantalla del ordenador, pero lo cierto es que para textos largos resulta pesado y la mente tiende a procesar peor la información. Si tienes la posibilidad de leer los manuales o libros en papel te aconsejamos que lo hagas. Y si no, crea una experiencia parecida en tu portátil o tablet. Para ello, existen aplicaciones gratuitas como f.lux en Windows o Filtro Azul Claro en Android para reducir la emisión de luz azul y crear una experiencia de lectura mucho más cómoda.

 

3. WhatsApp Web es genial, pero…

Si vas a ponerte con el estudio, lo mejor que puedes hacer es eliminar todas las distracciones que puedas de tu navegador. Aplicaciones como WhatsApp Web, Hangouts o Skype pueden robarte mucho tiempo, así que es preferible cerrarlas cuando vayas a estudiar. Además, si caes habitualmente en la trampa con portales como el diario Marca tienes la opción de utilizar el filtro web de tu programa antivirus (también lo tiene el antivirus de Windows) para bloquear temporalmente el acceso y evitar la tentación.

 

4. Cuidado con los sitios de apuntes y trabajos

Estos portales de apuntes son una buena herramienta de vez en cuando, pero cuidado. Muchas veces no encontrarás lo que buscas y es posible que los trabajos que encuentres estén incompletos. Siempre es preferible conseguir una fuente de información más cercana (si es posible). Otro tanto le ocurre a la Wikipedia, un pozo de sabiduría aunque muchas veces con información que no se ha contrastado lo suficiente. No se nos ocurriría decir que no la uses, pero mejor con prudencia.

 

5. Toma descansos periódicos

Muy a menudo nos olvidamos de la importancia de descansar de forma periódica cuando llevamos a cabo nuestras tareas de estudio. La mente se cansa y el rendimiento baja de forma notable. La solución: tómate un descanso, abandona el ordenador y da una vuelta a la manzana o echa una siesta pequeña. De hecho, una práctica muy recomendada es la de tomar siestas cortas.